Pasar al contenido principal

Feliz regreso a pista de Dimitri Baranov

Mar, 18/02/2020 - 16:23
El central ruso de Unicaja Costa de Almería reaparece en Superliga en la pista de Conectabalear CV Manacor tras superar su lesión de rodilla y muestra gran confianza en las opciones verdes de ser campeones
Baranov

ALMERÍA.- Le ha tocado durante varias semanas engrosar la enfermería ahorradora, lo que es algo a lo que no está acostumbrado dada su fortaleza física. Un inoportuno dolor en la rodilla apartó de la cancha a un Dimitri Baranov que ha sufrido viendo desde fuera la Copa del Rey y los octavos de final de la CEV Challenge Cup, el partido de ida sin viajar a Estonia y el de vuelta, apenas unas horas después de recibir alta médica, sin rodaje en pista. Es el que ya ha comenzado a adquirir con su reaparición feliz, por él y por su aportación al equipo, en la décimo séptima jornada de la Superliga. El central ha vuelto lo antes posible, “todavía sigo el tratamiento, pero ya me siento mucho mejor”, y su avance en estado de forma es evidente: “Puedo jugar y entrenar con pelota, y estoy muy contento de que sea así”.

En su mente ahora queda que la temporada es larga, y sí, “desafortunadamente no he podido jugar mucho en la CEV Challenge Cup después de sufrir la lesión”, dice, un edema óseo, pero está convencido de que “después de los malos momentos, siempre hay buenos, y por eso me estoy preparando para mis mejores momentos”. Extremadamente trabajador, ni siquiera en su periodo fuera de la cancha ha cesado la actividad de manera absoluta, aplicando en gran medida la autoexigencia que le es definitoria de su carácter: “Sí, trabajé mucho en el gimnasio, hice hincapié en mi parte superior del cuerpo y eso fue lo que me ayudó a tener más fuerzas”. Tan es así que en el Miquel Ángel Nadal de Manacor la imagen que dio fue la de justamente un poder físico muy parecido al de antes de tener que parar.

Pero lo mejor de su regreso quedó en su cabeza, necesitada de esas sensaciones de lectura positiva, de ser un jugador otra vez determinante en el entorno de la red… y también lo más lejos posible de ella, en el servicio: “Estaba muy feliz de comenzar a jugar nuevamente durante los partidos, porque está claro que extrañé mucho esas emociones que puedes tener durante el mismo; comencé a jugar al final del segundo set y lo hice con un punto directo de saque, lo que me ayudó a estar más feliz aun y hizo elevar la adrenalina, tener buenas sensaciones incluso desde el primer balón y sentir más mi fuerza”. No solo eso, sino que otra vez le tocó rotación en servicio con el equipo 24-17 abajo en el tercer set y logró otro punto más directo y mucha incidencia con su saque en la recepción manacorí. Por momentos, pese a siete bolas de set locales, hizo temer a su adversario por esa victoria parcial.

De todos los momentos vividos, pese a que esa insistencia en saque para estirar un set que parecía abocado a un final más rápido es muestra de que Baranov nunca se rinde, como tampoco Unicaja Costa de Almería, se queda con el ‘redebut’. Giro de cabeza de Manolo Berenguel, indicación de que se preparase para salir a pista y coger la tablilla, además en un momento álgido, porque el 2-0 no estaba para nada decidido a favor ahorradora: “Comencé a jugar cuando el tanteo estaba en 17-18 y el 18-18 fue mi primer punto, de servicio; en este período del encuentro me uní al juego con el mayor deseo de ganar, pero también de mostrar que ya he regresado y que estoy listo para jugar más y mejor”. Nunca ha perdido la confianza en el grupo, si bien, ya en activo, la incrementa: “Todo el equipo está en buena forma, a pesar de estar cansado, y vamos a intentar terminar la fase regular como líderes”.

Para que así sea hay que superar una complicada salida a Cabezón de la Sal este próximo fin de semana antes de recibir al principal rival, un Teruel que cayó en la pista de Almoradí. Después es cierto que restarán tres encuentros más, pero una victoria frente a los turolenses daría colchón para tener ventaja de factor cancha en los playoffs: “Creo que la victoria durante el período preliminar no es tan importante como la victoria para el título en las eliminatorias de los playoffs; en cualquier caso, el día 29 de febrero nos volveremos a encontrar, y en nuestra pista, así que haremos todo lo posible para vencer y tratar de ser primeros al final de la fase regular”. Será cuestión de juego, pero también de fortuna, la que no estuvo del lado blanquiverde en la ajustadísima final de la Copa del Rey que sufrió desde la grada: “Creo que, en esa jornada19, ese día 29, tendremos suerte”.

Baranov solo tiene en la cabeza que las cosas salgan bien para un grupo de talento y que derrocha profesionalidad: “Sí, por supuesto que siempre veo a nuestro equipo como un líder en el campeonato; tenemos un buen grupo de buenos jugadores y los mejores entrenadores, y ha habido muchas lesiones, pero cuando alguien sufre una, otros asumen más responsabilidades y el cuerpo técnico nos apoya mucho en el aspecto mental, psicológicamente, lo que hace que nuestro espíritu sea más fuerte y que físicamente vayamos a más”. En su propia hoja de ruta, más esfuerzo para terminar de coger las sensaciones con el balón y la precisión en las acciones sobre la pista: “En este momento lo mío es continuar entrenando y conseguir lo mejor de mi forma física lo antes posible; me fortaleceré cada día”. Se siente bien arropado, con compañeros que están igualmente dispuestos a a ir a por todas: “Estoy seguro de que el equipo podrá superar dificultades y lesiones, que los jugadores superarán los problemas que arrastramos desde el comienzo y que ganaremos la Superliga”.

Comentarios Disqus