Pasar al contenido principal

El expresidente Uld Abdelaziz no comparece ante la comisión parlamentaria que investiga casos de corrupción

Jue, 09/07/2020 - 20:34


El expresidente de Mauritania Mohamed Uld Abdelaziz no ha comparecido este jueves en la primera vista ante una comisión parlamentaria que estudia posibles casos de corrupción en la última década durante la que estuvo al frente del país el mandatario.

Según las informaciones recogidas por el diario mauritano 'Al Ajbar', los miembros de la comisión llegaron con antelación al Parlamento y permanecen aún en su interior deliberando cómo responder a la decisión de Uld Abdelaziz de no presentarse ante la misma.

La ausencia de Uld Abdelaziz no ha sido una sorpresa, dado que su equipo de seguridad se negó el martes a dar acuse de recibo de la notificación oficial para que el expresidente compareciera ante la comisión parlamentaria.

El presidente de la comisión, Hbib Uld Diaye, destacó en su notificación que durante las anteriores sesiones el nombre del expresidente "ha sido citado directamente muchas veces en el marco de los hechos y actos que pueden constituir una violación peligrosa de la Constitución y las leyes mauritanas", tal y como recogió la cadena de televisión británica BBC.

La comisión fue creada el pasado 30 de enero y tiene objetivo es investigar las concesiones de contratos públicos y potenciales malversaciones entre otros en el sector petrolero y, si bien no podrá emitir condenas, sí podrá recomendar la apertura de procedimientos judiciales.

Uld Abdelaziz, quien accedió a la Presidencia mauritana tras ganar las elecciones en 2009 --un año después de encabezar un golpe de Estado y presidir el Alto Consejo de Estado durante un periodo de transición, abandonó el cargo el año pasado.

El hasta entonces mandatario fue sucedido por Mohamed Uld Cheij Mohamed Ahmed, conocido como Uld Ghazuani, ministro de Defensa del país, quien concurrió a las urnas como 'delfín' de Uld Abdelaziz dado que él ya había llegado al límite de dos mandatos.

De esta forma, Mauritania concretó su primera experiencia de transición democrática desde la independencia del país, aliado de Occidente y bisagra entre el Magreb y el Sahel.

El país hace frente a una difícil situación económica, recrudecida por la falta de tierra cultivable y por una corrupción muy extendida. La situación tiene un impacto especialmente grave sobre niños y mujeres.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus