El gobierno de unidad de Libia recalca que echará mano a "cualquier parte" para repeler la ofensiva de Haftar

Lun, 20/01/2020 - 20:33
El primer ministro del gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj


El primer ministro del gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, ha recalcado este lunes que echará mano a "cualquier parte" para hacer frente a la ofensiva del mariscal de campo Jalifa Haftar contra la capital del país, Trípoli.

"Nunca dudaremos a la hora de cooperar con cualquier parte para repeler esta agresión de cualquier forma. Ese es nuestro derecho", ha sostenido. "Estamos en un estado de autodefensa. Hay un claro intento de golpe de Estado por parte de otra entidad", ha agregado.

Serraj, que no ha respondido de forma directa a una pregunta sobre si se está trasladando a rebeldes sirios a través de Turquía para ayudar a sus fuerzas, ha criticado a aquellas personas que critican la actitud del gobierno de unidad.

"La gente que está intentando darnos lecciones sobre este asunto deberían hacernos saber qué harían ellos si se vieran en la misma situación", ha remachado, en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC.

Durante la jornada, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha advertido de que su Gobierno --uno de los principales aliados internacionales de Serraj-- está preparado para adoptar las medidas necesarias en caso de que Haftar no cumpla con sus compromisos.

"El punto clave es que Haftar ponga fin a su postura agresiva. Desde abril, el de Haftar ha sido el bando que ha violado todos los acuerdos y atacado al gobierno legítimo", ha sostenido, en declaraciones a la prensa a su vuelta tras la cumbre del domingo en Berlín.

Erdogan, que ha reiterado su apoyo a Serraj, ha indicado que Ankara mantendrá sus esfuerzos diplomáticos para lograr estabilizar la situación, al tiempo que ha justificado su decisión de enviar tropas al país africano.

En este sentido, ha criticado que "el Grupo Wagner tiene a 2.500 miembros de su personal de seguridad allí". "¿Por qué no se habla de esto?", se ha preguntado, antes de agregar que "hay además 5.000 soldados de Sudán allí, y soldados de Chad y Níger".

El presidente turco ha acusado así a las autoridades de Emiratos Árabes Unidos (EAU) de "usar todas las fuentes (de hombres armados) que puede encontrar" para apoyar a Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país.

Asimismo, ha reiterado que "Serraj es un líder reconocido por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas" y que "Haftar no tiene este estatus", según ha recogido el diario turco 'Daily Sabah'.

LA CUMBRE DE BERLÍN

Las partes en conflicto en Libia pactaron el domingo en la conferencia de paz de Berlín un "plan integral" para la solución del contencioso que incluye un alto el fuego y una comisión militar de verificación integrada por ambos bandos para velar por su cumplimiento.

La comisión de verificación estará integrada por cinco representantes por cada parte, según explicó la canciller alemana, Angela Merkel, al término del encuentro. Esta comisión se reunirá en los próximos días en Ginebra para sentar las bases de un acuerdo de alto el fuego definitivo.

"Lo más importante es que los representantes libios, en particular el general Haftar y Serraj, han pactado los próximos pasos a seguir, propuestos por el secretario general de la ONU (António Guterres) y el señor (enviado especial de la ONU para Libia, Ghasán) Salamé", agregó.

Merkel dijo además que las partes firmantes --un total de 16 actores internacionales-- se comprometen a aplicar de forma meridiana el embargo de armas. "Podemos decir que todo el mundo está de acuerdo en respetar el embargo de armas", zanjó.

LA OFENSIVA DE HAFTAR

Haftar lanzó su ofensiva en abril de 2019, durante una visita al país de Guterres y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por Salamé.

Asimismo, anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final" y la "hora cero" por Trípoli y ordenó a sus fuerzas avanzar hacia la ciudad. En este contexto, las fuerzas de Haftar tomaron por sorpresa a principios de enero la ciudad de Sirte, en un duro golpe al gobierno de unidad.

Es por ello que, en los últimos días, tanto la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL) como la Unión Europea han dado la voz de alarma ante la escalada del conflicto en el que está sumido el país desde la muerte del sátrapa Muamar Gadafi en 2011 y la guerra contra Estado Islámico.

Desde el inicio de las hostilidades, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus