Kagame advierte a los que "quieren desestabilizar la seguridad" de Ruanda que pagarán "un coste muy alto"

Kagame advierte a los que "quieren desestabilizar la seguridad" de Ruanda que pagarán "un coste muy alto"



El presidente de Ruanda, Paul Kagame, ha advertido este jueves de a "los que quieran desestabilizar la seguridad" del país de que asumirán "un coste muy alto", durante la jura del cargo de los nuevos miembros del su Gobierno.

"Vamos a aumentar el coste a aquellos que quieran desestabilizar nuestra seguridad. El coste va a ser muy alto", ha dicho, antes de recalcar que "en estos momentos, la seguridad se da más o menos por garantizada".

"Seguiremos dándola por garantizada por todos los medios", ha manifestado. "Está el coste, sobre todo para los que quieren desestabilizar nuestro país (...) y va a ser un coste muy alto para ellos. Lo digo en serio y sabéis que es así", ha reiterado.

El mandatario ha cargado contra los que "se esconden detrás de la política, la democracia y la libertad que queremos". "Es nuestra responsabilidad garantizar que hay democracia, paz y libertad en nuestro país", ha añadido.

"No puede ser que se beneficien de la paz y la seguridad que hemos creado, por la que hemos pagado con sangre durante muchos años, para hacer cosas a nuestras espaldas y causarnos problemas", ha manifestado. "Les pondremos donde merecen, no hay duda sobre ello", ha zanjado.

Kagame anunció la semana pasada una remodelación de su Gobierno y de la cúpula del Ejército, unos cambios que dejan un Ejecutivo integrado por una mayoría de mujeres e incluyen a un nuevo jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

De esta forma, el Gabinete cuenta ahora con 18 ministros y nueve secretarios de Estado, con un total de catorce mujeres al frente de los 27 cargos. Esto supone que las mujeres ocupan el 52 por ciento de los puestos, por encima del 50 por ciento del Ejecutivo anterior.

La Constitución ruandesa contempla la exigencia de que las mujeres ocupen al menos el 30 por ciento de cualquier órgano de toma de decisiones del país africano.

Por otra parte, Jean Bosco Kazura ha sido ascendido a general de cuatro estrellas y nombrado nueve jefe del Estado Mayor del Ejército, cargo en el que sucede a Patrick Nyamvumba, quien ha sido puesto al frente del Ministerio de Seguridad Interna.

Kagame es el único dirigente que ha conocido Ruanda desde el inicio del nuevo milenio. Comandó la fuerza rebelde que acabó con el genocidio de 1994 y se convirtió en vicepresidente hasta que en el año 2000 escaló a la Jefatura del Estado como presidente de un gobierno interino al que pusieron fin los comicios de 2003, los primeros que ganó.

El presidente ruandés se hizo con el reconocimiento de la comunidad internacional por llevar a cabo una recuperación económica, pacífica y rápida tras el genocidio de 1994, cuando unos 800.000 tutsis y hutus moderados perdieron la vida.

No obstante, el mandatario africano ha sufrido duras críticas por parte de grupos de defensa de los Derechos Humanos, que lo han acusado de abusos y torturas, así como de represión contra la oposición y los medios de comunicación independientes.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus