La ofensiva sobre Idlib deja ya más de 800.000 desplazados, el 60% niños

Vie, 14/02/2020 - 13:19
Una familia de desplazados sirios en Idlib


Más de 800.000 personas se han visto desplazadas desde el 1 de diciembre en el marco de la ofensiva lanzada por el régimen de Bashar al Assad, con apoyo de Rusia, para recuperar el control de la región de Idlib (noreste), el último bastión controlado por los rebeldes que se alzaron en armas contra el presidente de Siria, según el último dato de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

De los más de 800.000 desplazados hasta el 12 de febrero, el 60 por ciento se estima que son niños, mientras que si se incluye a las mujeres el total se eleva hasta el 81 por ciento. Solo entre el domingo y el miércoles, otras 142.000 personas más abandonaron sus hogares en el noroeste de Siria.

"La comunidad humanitaria está haciendo todo lo que puede pero está sobrepasada por la escala de las necesidades", ha subrayado la OCHA, defendiendo que "resulta crítico un cese inmediato de la violencia". Igualmente, ha añadido, "hacen falta más recursos incluidos fondos, para salvar vidas y aliviar su sufrimiento".

En este sentido, ha explicado que el plan de preparación y respuesta previsto para atender a 800.000 personas en un periodo de seis meses y que entró en vigor el 1 de diciembre ha quedado eclipsado por las cifras actuales, por lo que será revisado.

"La situación humanitaria para las personas en el noroeste de Siria se encuentra en un punto crítico debido a las continuadas hostilidades, al duro invierno y a las necesidades que ya existían y que eran graves", ha subrayado el organismo de la ONU, que ha incidido en que "la escala masiva y la rapidez de este desplazamiento".

Así las cosas, el 93 por ciento de los nuevos desplazados aseguran que su principal necesidad es la de cobijo. Según los últimos datos, el 36 por ciento de los nuevos desplazados se encuentran en casas alquiladas o con familias de acogida, mientras que el 17 por ciento se han instalado en campamentos. Otro 12 por ciento está viviendo en tiendas de campaña por separado mientras que el 15 por ciento se encuentra en edificios en construcción.

DURMIENDO AL RASO CON TEMPERATURAS BAJO CERO

Unos 82.000 desplazados están durmiendo al raso, según la OCHA, que ha subrayado que el frío invernal, incluida la nieve y temperaturas bajo cero, están exacerbando las ya de por sí complicadas condiciones.

"Más de 80.000 personas forzadas a huir de la violencia en los últimos meses están durmiendo bajo árboles o en zonas abiertas en la nieve", ha denunciado en un comunicado el coordinador de refugio de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), Joseph Ashmore.

"Cientos de miles de personas están sufriendo y muchas más podrían morir debido a las condiciones invernales extremas, lo que está provocando una de las más graves crisis de refugio a las que se ha enfrentado el sistema humanitario en la última década", ha subrayado.

Por otra parte, como resultado de las hostilidades y el desplazamiento, "la provisión de asistencia humanitaria se está viendo seriamente lastrada", ha reconocido la OCHA, dado que muchos trabajadores humanitarios se han visto igualmente desplazados. Al menos 72 instalaciones sanitarias han suspendido sus servicios.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) también ha denunciado los problemas a la hora de suministrar asistencia. En un comunicado ha explicado que el martes tuvo que suspender temporalmente las distribuciones porque la intensificación de las hostilidades había impedido la entrada de los camiones con suministros desde Turquía.

"Estamos profundamente preocupados por la suerte de miles de familias que tuvieron que dejar sus casas en el crudo invierno en busca de seguridad en campamentos que ya están saturados", ha señalado el director regional del PMA, Muhannad Hadi, denunciando que "en Siria, los civiles siguen pagando el precio del conflicto".
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus