Pasar al contenido principal

Moscú denuncia injerencias extranjeras en la crisis bielorrusa mientras niega cualquier responsabilidad

Jue, 13/08/2020 - 16:29


El Gobierno de Rusia ha asegurado que existen "claros intentos de injerencia extranjera" en la ola de protestas surgida en la vecina Bielorrusia contra la reelección del presidente, Alexander Lukashenko, si bien ha querido desmentir que Moscú pueda tener algo que ver en esta crisis sociopolítica.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha asegurado que su gobierno sigue "de cerca" lo que está ocurriendo en Bielorrusia tras las elecciones del domingo, en las que, según la Comisión Electoral, Lukashenko se impuso con más del 80 por ciento de los votos.

"Estamos preocupados por la información que aparece sobre episodios de violación del orden en las calles de varias ciudades", ha declarado Zajarova, en alusión a unas protestas que se han saldado ya con miles de detenidos y al menos un muerto. Según la portavoz, todo obedece a una "presión sin precedentes".

En este sentido, ha advertido de que "existen claros intentos de injerencia externa en los asuntos de un Estado soberano, que buscan dividir a la sociedad y desestabilizar la situación", según la agencia Sputnik. Zajarova no ha señalado a ningún país, pero sí ha matizado que "no tiene fundamento alguno" ver una "huella rusa" detrás de las protestas.

La portavoz ministerial espera que la situación se normalice "pronto" en Bielorrusia y "vuelva a reinar la calma", para lo cual ha apelado a todas las partes "a la moderación y la prudencia". Rusia, entretanto, seguirá siendo un "amigo fiel" del "pueblo hermano bielorruso", ha apostillado.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus