Muere un militar y dos resultan heridos en un ataque contra un puesto militar en el centro de Malí

Jue, 13/02/2020 - 20:47
Soldados del Ejército de Malí


Al menos un militar maliense murió y otros dos resultaron heridos en un ataque ejecutado en la noche del miércoles contra un puesto de control del Ejército situado en la localidad de Dialloubé, ubicada en la provincia de Mopti (centro), según han confirmado este jueves las Fuerzas Armadas.

En un breve comunicado, las Fuerzas Armadas malienses han detallado que "los terroristas lanzaron un cohete contra el puesto de control en Dialloubé", antes de agregar que el ataque se saldó además con daños materiales.

"Del lado enemigo no hay un balance disponible. Los asaltantes pudieron llevarse a sus víctimas", han señalado, sin dar más detalles al respecto. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque.

Por otra parte, al menos cuatro personas murieron en un ataque ejecutado el miércoles en la localidad de Simerou, en el círculo de Koro, por parte de hombres armados no identificados.

Fuentes citadas por el portal maliense de noticias Studio Tamani, han agregado que hora sdespués fue atacada la cercana localidad de Lorigan, si bien en ese caso no hay informaciones sobre víctimas mortales.

Malí ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Según denunció en enero el representante especial de la ONU para el Sahel, Mohamed Ibn Chambas, en los últimos meses la región ha experimentado "un devastador aumento en los ataques terroristas contra objetivos civiles y militares".

El epicentro de esta violencia, detrás de la que están tanto la filial de Al Qaeda en la región --el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM)-- como la de Estado Islámico --Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS)-- así como otros grupos autóctonos como Ansarul Islam, lo constituyen Malí, Burkina Faso y el oeste de Níger.

En estos tres países, según Ibn Chambas, hubo en 2019 más de 4.000 muertos, una cifra que quintuplica los 770 que dejaron las acciones de los grupos terroristas en 2016. El responsable de la ONU llamó además la atención sobre el hecho de que "el foco geográfico" se está trasladando hacia el este, "amenazando cada vez más a los países costeros de África Occidental".
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus