Andalucía registra un 15% más de accidentes mortales y un 21% más de fallecidos en sus carreteras respecto a 2018

Andalucía registra un 15% más de accidentes mortales y un 21% más de fallecidos en sus carreteras respecto a 2018

Vehículo accidentado en la carretera de La Barrosa, en el término muni

 


El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, ha expuesto este miércoles que durante los primeros diez meses del año se han registrado en las carreteras andaluzas un total de 142 accidentes mortales con 161 fallecidos, lo que implica un incremento del 15 por ciento en el número de accidentes mortales (19 más) y una subida del 21 por ciento en el número de víctimas (28 más), respecto a 2018.

Así lo reflejan los datos presentados en la Comisión de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial en Andalucía, presidida por Fernández y a la que han asistido la coordinadora de la DGT de Andalucía, Ceuta y Melilla, Ana Luz Jiménez, además de representantes de la Administración General del Estado, la comunidad autónoma, administraciones locales, y a la que han sido invitadas asociaciones de usuarios de motociclistas.

Al hilo, el delegado del Ejecutivo en Andalucía ha hecho un llamamiento "a la prudencia y a la preocupación", con atención a colectivos vulnerables como peatones, ciclistas y motociclistas, especialmente a estos últimos, ya que se han registrado hasta la fecha 51 fallecidos, "dos más que en todo el pasado año". Por este motivo, la semana próxima se convocará un grupo de trabajo de motociclistas para elaborar un plan de choque.

Igualmente, Lucrecio Fernández ha subrayado que en Andalucía han sido casi 82 millones de desplazamientos de largo recorrido --81.958.218-- los que se han registrado, "cifra que también supone un incremento del 3,94 por ciento respecto al mismo período del año pasado".

"Esta mayor exposición al riesgo se ha traducido en un preocupante incremento de accidentes y fallecidos en carretera en Andalucía en lo que va de año", ha advertido Fernández, si bien ha asegurado que "se está trabajando en reducir esas cifras apelando a la prudencia y a la precaución, recomendando el uso del cinturón, del casco en los usuarios de bicicletas, ciclomotores y motocicletas y con la colaboración de todos los ayuntamientos de Andalucía y la complicidad de los ciudadanos".

Respecto a la localización de los accidentes mortales en carreteras, existe una clara prevalencia de su ocurrencia en vías convencionales, donde se han de extremar la precaución y el cumplimiento "estricto" de las normas de circulación, como la distancia de seguridad, velocidad máxima permitida de circulación, no usar del teléfono móvil y la utilización del cinturón de seguridad y casco de protección.

A lo largo de los diez primeros meses del año se ha controlado la velocidad en cerca de 950.000 vehículos que circulaban por carreteras convencionales y más de 300.000 en carreteras de dos calzadas.

De enero a octubre se ha incrementado hasta 119 los fallecidos en vías interurbanas (94 en 2018) y hasta 42 en autopistas y autovías (39 en 2018). Destaca la reducción del número de víctimas por no utilizar el cinturón de seguridad, cifra que en turismos ha bajado del 30 al 28 por ciento del total y del 50 al 27 por ciento en furgonetas, colectivo este último que han sido especialmente objeto de campañas de concienciación a lo largo del año.

Las acciones prioritarias de vigilancia por no usar cinturón han supuesto de enero a octubre la presentación de 18.161 denuncias, una cifra que, como ha subrayado el delegado del Gobierno, "sigue siendo muy elevada a pesar de que un simple gesto evitaría el 25 por ciento de las muertes".

Para conseguir reducir cifras, Fernández ha recordado las campañas especiales de vigilancia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como la de transporte escolar en febrero, cinturón y sistemas de retención infantil en marzo, velocidad en abril, motocicletas en mayo, alcohol y drogas en junio, ciclistas y motocicletas en julio, velocidad en agosto, motocicletas y distracciones en septiembre, cinturón y sistemas de retención infantil y furgonetas en octubre, donde se han controlado más de 8.700, de las que han sido denunciadas un diez por ciento, y la campaña sobre condiciones técnicas de vehículos que se desarrolla en noviembre.

A todas ellas, según ha informado Fernández, se sumarán en diciembre las campañas especiales de vigilancia de la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y otras drogas, coincidiendo con las fechas navideñas.

A lo largo del año se han realizado más de 21.600 controles de alcohol y drogas, de los 929 positivos en alcohol estuvieron implicados en un accidente y 260 positivos en drogas.

La actividad especial de vigilancia a lo largo de los tres primeros trimestres del año, con 70.830 patrullas realizadas y más de 1.100.000 horas, ha permitido el control de más de 316.000 vehículos en las campañas de la DGT, casi 39.000 denuncias por no pasar la ITV o deficiencia en los neumáticos, 13.500 por uso de teléfono móvil y más de 7.800 por distracción.

"Nuestro objetivo es reducir la siniestralidad, garantizar la vida y la seguridad de todos los usuarios en las carreteras y por ello seguiremos actuando sobre los tres factores que intervienen en el tráfico: los vehículos, el factor humano y las infraestructuras, que deben ser más seguras y tolerantes a los fallos humanos como elemento clave para poder asumir el error humano, si éste se produce", ha concluido.
--EUROPA PRESS--

 

Comentarios Disqus