Teresa Rodríguez se empeñará en "construir un sujeto político propio andaluz" que no sea "subalterno" al PSOE

Jue, 13/02/2020 - 14:27
La coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez

 


La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha anunciado este jueves que, una vez que ha decidido no optar a renovar como líder del partido 'morado' en la comunidad, centrará ahora su "empeño" en "construir un sujeto político propio andaluz" con el "reto" de servir de "alternativa" y no ser "subalterno" al PSOE, y pretende hacerlo con "lealtad" a las organizaciones --IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, aparte de Podemos-- y las personas que a título individual se adhirieron a la confluencia Adelante Andalucía, la marca con la que concurrió a las pasadas elecciones autonómicas del 2 de diciembre de 2018.

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa en la sede de Podemos Andalucía, en Sevilla, un día después de conocerse su decisión de no presentar candidatura para renovar su liderazgo en la III Asamblea Ciudadana que la formación celebrará el próximo mes de mayo, de forma acordada con la dirección estatal del partido 'morado' que dirige Pablo Iglesias.

Rodríguez ha comparecido junto a los ocho compañeros de la Ejecutiva de Podemos Andalucía y con la portavoz adjunta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ante quienes ha defendido la idea de que, "para ser freno a las derechas no hay que aparecer como subalterno al PSOE, que generó mucha desazón" en las últimas elecciones autonómicas, en las que "muchos andaluces no fueron a votar", dejando "vía libre a la derecha".

"Creo que los casos de corrupción, la falta de valentía, las cosas que la izquierda no hace, o hace mal, son camino abonado a la derecha", ha dicho, para asumir, en todo caso, la "responsabilidad" de su proyecto de no haber sabido ser "la alternativa para una regeneración democrática" que era "necesaria en las instituciones" de Andalucía tras casi 40 años de gobiernos socialistas.

En esa línea, ha abogado por "ofrecer una alternativa al bipartidismo en su conjunto", y por marcar "más distancia" con posiciones del PSOE, si bien ha reconocido que, en el seno de Podemos, no ha sido "capaz" de que ese planteamiento sea mayoritario, ni de "convencer" a sus compañeros de que "no era buena idea gobernar con el PSOE" en España.

CONTINUIDAD EN EL GRUPO PARLAMENTARIO

Por otro lado, Rodríguez ha descartado que los once diputados que aportó Podemos a dicho grupo de la Cámara andaluza --compuesto por 17-- vayan a renunciar ahora a sus actas. "Regalarle once escaños a IU nos parecería un exceso", ha dicho, para recordar a renglón seguido que, en las primarias celebradas para la conformación de las listas electorales de Adelante, las candidaturas de su equipo fueron las que se impusieron en las ocho provincias andaluzas.

Ha incidido en que "nuestro objetivo no es otro que construir la casa común" de personas afectadas por la "orfandad" de un sujeto político andaluz como el que ella pretende impulsar, y que su intención no es "quedarse con todo" el proyecto de Adelante Andalucía que ya se creó para las pasadas elecciones autonómicas.

Según ha aclarado, su pretensión es que ese "sujeto político propio andaluz" tenga "aspiración andalucista", así como que sea una fuerza política "netamente ecologista, feminista y de la clase trabajadora", y que pondrá su "empeño" en construir "la casa común", y "ampliar" el sujeto político iniciado con Adelante.

EL PAPEL DE IU

En esa línea, ha negado que ella "se arrogue" la representación de Adelante Andalucía, y ha defendido que lo que va a hacer su equipo es ponerse a "construir la iniciativa que no se ha desarrollado en su totalidad, de forma leal" con las organizaciones y las personas que forman parte de ella, si bien ha reconocido que aún no ha hablado con la dirección de IU Andalucía desde que este miércoles se conociera su decisión de no optar a seguir liderando Podemos en la comunidad.

En todo caso, ha subrayado que IU tiene "un papel importantísimo" en el proyecto de Adelante, y "queremos seguir trabajando juntos, entre otras cosas porque vamos a compartir grupos" municipales, en diputaciones y el Parlamento, y en "asambleas que ya hay de Adelante Andalucía" en diversos municipios, según ha abundado.

Para justificar su renuncia al liderazgo de Podemos Andalucía, ha apuntado que la actual dirección del partido que ella ha encabezado se planteó entre sus "objetivos fundamentales" en la II Asamblea Ciudadana "conseguir la autonomía suficiente que nos permitiera atender a la necesidad específica que tiene el pueblo andaluz de tener un sujeto propio", pero sólo "parcialmente" se ha logrado ese propósito.

Tras argumentar que "para ello era necesaria una visión netamente andaluza desde una fuerza política (Podemos) que nació muy madrileña, universitaria, masculina y de clase media", ha apostillado que se logró el propósito que se había marcado su dirección "en la formulación de Adelante Andalucía como fuerza política plural capaz de abarcar en su seno organizaciones políticas y, también, personas preocupadas ante la orfandad de un sujeto andaluz".

Ha declarado que "dentro de Podemos no somos capaces de desarrollar esos compromisos que adquirimos con los inscritos, que es tener una organización más andaluza, más descentralizada y más clarificada políticamente", y ha subrayado que, "desde el principio", desde su equipo se defendió que "era necesario que Podemos fuera una fuerza política independiente del PSOE, capaz de plantear una alternativa a las derechas sin pasar" por dicho partido, que actualmente se encuentra "agotado" en la comunidad, según ha opinado.

Además, ha argumentado que es necesario construir ese "sujeto propio andaluz con aspiración andalucista" en un momento en el que el "debate territorial" está "permitiendo que territorios como Cataluña, Euskadi, Galicia, o incluso Teruel, sean capaces de poner en el centro sus necesidades legítimamente", mientras "Andalucía está ausente en ese debate", de forma que "los que estamos haciendo el tonto somos los andaluces", según ha lamentado, para aclarar que esto es "una cuestión más social que territorial".

Por eso, "creemos que sigue siendo oportuno y necesario ocupar esa orfandad de un sujeto propio andaluz que piense en el mundo desde Andalucía, y que ponga en el centro del debate sus necesidades", ha resumido Rodríguez, quien ha reiterado además su apuesta por tener "un grupo andaluz propio" en el Congreso de los Diputados, porque al respecto se sienten "más identificados con la posición que hoy por hoy tiene En Común Podem", según ha citado como ejemplo.

También ha apuntado que no le parecería "un escenario deseable" que en las próximas elecciones autonómicas hubiera papeletas y candidaturas distintas de Unidas Podemos y Adelante Andalucía, si bien ha recordado que aún "faltan tres años" para esa cita.

RELEVO "ORDENADO"

Por otro lado, sobre la transición que se abre al frente de Podemos Andalucía, Rodríguez ha destacado el "acuerdo cordial" alcanzado con la dirección estatal del partido 'morado' "para toda la legislatura" y para que la de su equipo no sea "una retirada corriendo, sino una separación acordada".

En ese sentido, ha confirmado que la suya va a "seguir siendo dirección hasta el próximo proceso asambleario, cuando habrá un relevo ordenado y leal" con la que se elija entonces, con la que su equipo va a "mantener una relación de colaboración" --como la que también espera con los diputados andaluces de Unidas Podemos en el Congreso--, de forma que "podrá contar con nosotros para ser su grupo parlamentario" en Andalucía.

Ha aclarado que pretende seguir siendo la presidenta del grupo parlamentario de Adelante si la mayoría de diputados renueva su confianza en ella, pero, a la pregunta de si va a dejar de militar en Podemos, ha respondido que "la inscripción en la militancia de Podemos es algo bastante flexible", y ella, "por ahora", no sabe si, tras dejar la Coordinadora del partido en mayo, seguirá siendo militante.


--EUROPA PRESS--

 

Comentarios Disqus