Pasar al contenido principal

Economía achaca la menor participación asiática en el último bono al precio, pero afirma que sigue el interés

Jue, 16/01/2020 - 19:24


Los inversores asiáticos mantienen una participación y una presencia "muy activa" en el mercado secundario español, a pesar de su menor participación en la última emisión del bono sindicado a 10 años como consecuencia del precio de la operación, según han indicado a Europa Press en fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Desde Economía, aseguran que sigue entrando una elevada demanda de deuda pública española en el mercado secundario por parte de inversores de origen asiático, que mantiene una participación y una presencia "muy activa" y continúan comprando, a pesar de su menor representación en la última emisión de un bono sindicado, celebrada el pasado martes.

En el Tesoro consideran que la menor demanda de los agentes inversores asiáticos en la última emisión se debe a la menor rentabilidad respecto a la anterior operación, por lo que no se trata de una cuestión de pérdida de confianza, sino que obedece al precio.

En concreto, el Tesoro efectuó una emisión sindicada de un nuevo bono a 10 años por importe de 10.000 millones, con una demanda récord que superó los 52.000 millones de euros, la más alta de una emisión en euros.

La transacción se cerró con el tipo de interés más bajo de una sindicación española a 10 años, situándose en el 0,525%, habiéndose reducido más de 10 puntos básicos respecto a la última emisión de esas características, realizada el pasado mes de junio, equivalente a 32 puntos básicos por encima del tipo mid-swap (tipo de referencia del mercado interbancario de permutas de tipos de interés).

En la demanda destacó la alta participación de inversores no residentes, que alcanzó el 73,9%, así como la participación de Reino Unido e Irlanda (26,3%), seguida de Francia e Italia (20,5%), el conjunto de Alemania, Austria y Suiza (11,3%), otros países europeos (11,3%), Estados Unidos y Canadá (3,3%). El resto de regiones obtuvieron un 1,3% de la emisión.

Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación correspondió a las gestoras de fondos, con un 37,5%, seguido de las tesorerías bancarias (26,2%), aseguradoras y fondos de pensiones (24,3%), bancos centrales e instituciones oficiales (3,4%) y fondos apalancados (3%). Otros inversores representaron el 5,6%.

El organismo realizó una emisión neta de 19.960 millones de euros en 2019, un 42,9% menos sobre la estimada a principios de año y la menor desde 2007, al tiempo que la emisión bruta se situó en 192.814 millones, un 9,5% más baja que la de 2018 y la menor desde 2011.

El año pasado los inversores extranjeros elevaron su participación en la tenencia de deuda española un 5%, hasta el 45%, gracias precisamente al mayor interés asiático.

El secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio, explicó que los inversores asiáticos se han incorporado más tarde al mercado de deuda español que los de otras zonas del mundo, si bien precisó que la demanda registrada en las emisiones de deuda sindicada evidencia que su interés va en aumento.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus