Las claves de la mala temporada del Real Madrid

Las claves de la mala temporada del Real Madrid

El último año deportivo del Real Madrid será recordado como un fracaso rotundo a nivel nacional e internacional. Acostumbrados en la última década a ganar múltiples títulos por temporada, los fans del Real Madrid han visto que los últimos resultados quizá hayan sido producto de una serie de malas decisiones de la directiva del equipo, de los tres técnicos que estuvieron al frente del Real Madrid y de la pobre actuación de la mayoría de sus jugadores.

En la temporada 2018-2019, el Madrid sólo pudo conseguir el Mundial de Clubes. Si bien este logro sería suficiente para muchos, un equipo que ha conseguido cuatro de las últimas cinco Champions League no se caracteriza por conformarse con un solo título. Además del Mundial de Clubes, el Real Madrid ha logrado en la última temporada una serie de estadísticas alarmantes: quedó tercero en La Liga a 19 puntos del campeón Barcelona, perdió en octavos por goleada frente al Ajax –que terminaría siendo semifinalista–, y tuvo tres técnicos en un mismo año. Además, perdió al cinco veces ganador del balón de oro Cristiano Ronaldo y redujo significativamente la cantidad de goles marcados.

Aunque las actuaciones individuales de los jugadores del conjunto estuvieron por debajo de un nivel aceptable, la principal causa de los problemas del equipo fue haber tenido tres técnicos diferentes en un año. La temporada 2018-19 comenzó con la contratación de Julen Lopetegui, quien dejó la selección española días antes del comienzo del mundial de Rusia 2018 para sumarse al club merengue. El director técnico sólo estuvo frente al equipo en 14 partidos, pero perdió una final de Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid y perdió 5 a 1 de local frente al Barcelona–quien ni siquiera contó con Lionel Messi como titular–. Este último episodio fue el que llevó a Florentino Pérez, presidente del club, a rescindir su contrato. Pocos días después, la dirigencia confirmó al argentino Santiago Solari como reemplazante provisional, pero después de unas semanas fue confirmado como nuevo técnico. Aunque Solari ganó 24 de los 39 partidos que dirigió, el Real Madrid recibió 43 goles, disminuyó la cantidad marcada y perdió la serie de los octavos de final de la Champions League frente al Ajax por goleada en el Bernabéu. La desconfianza general con el DT era tan grande que las casas de apuestas indicaban que el equipo ya no era favorito a ganar la Champions, más allá de haber ganado las últimas tres. A pesar de los malos números, fue la mala relación con el plantel profesional lo que hizo que el club decidiera terminar el contrato y contactar a Zinedine Zidane para que tomara las riendas nuevamente. 

Zidane, actual técnico del Real Madrid, llegó al club para reorganizar el plantel y enfocarse en una mejora para las próximas competiciones. Sin embargo, los números que registró en la última parte de la temporada fueron peores que los de Solari. Al momento de dejar el Real Madrid después de ganar la Champions League en 2017-18, Zidane registraba nueve títulos como entrenador del club. La gran diferencia entre esa y la temporada pasada también se encuentran en la ausencia de Cristiano Ronaldo, quien no sólo era la figura máxima del club sino también el máximo goleador. El pase de Ronaldo a la Juventus dejó un vació al Real Madrid de aproximadamente 45 goles por temporada. Por ejemplo, el club marcó 63 goles en La Liga, 31 menos que la temporada anterior y la misma cantidad que había marcado Ronaldo. 

La salida de Ronaldo hizo que el Real perdiera parte de su identidad: sumó ocho derrotas en su estadio e igualó la peor marca que había sido conseguida en 1995-96. En varios de esos partidos el equipo no contó con la presencia de grandes figuras y columna del equipo como Marcelo e Isco, quienes por una baja de nivel o problemas con el cuerpo técnico tuvieron que quedarse relegados al banco de suplentes. Por otra parte, en la última temporada también incorporó al arquero Thibaut Courtois, una de las figuras del equipo belga en Rusia 2018. Esto hizo que el arquero de lasúltimas competiciones y favorito de los fans, Keylor Navas, perdiera su lugar en el equipo titular. 

A pesar de las críticas que el equipo recibió a lo largo de la temporada, referentes como Sergio Ramos y Marcelo pidieron tranquilidad a los fans del Merengue. La vuelta de Zidane al mando del equipo e incorporaciones recientes hacen que los hinchas tengan esperanza que la temporada 2019-20 será distinta a la anterior. En las primeras semanas de junio, el presidente Pérez anunció la contratación de la figura del Chelsea, Eden Hazard. El belga de 28 años ha jugado 4 partidos con la selección en 2019 y marcó 3 goles y una asistencia. A nivel club, en 2018-19 jugó 52 veces en el Chelsea, anotó 21 goles y 17 asistencias, una de sus mejores marcas en sus siete años en el club inglés.

Uno de los objetivos del club y una de las tareas de Zidane en los próximos años será bajar el promedio de edad del plantel,que actualmente es de 28 años. Ante una Liga cada vez más competitiva, el Madrid necesita encontrar jugadores más jóvenes para afianzarlos en el equipo y puedan mantener el ritmo de jugar varios torneos a la vez. 

El Real Madrid buscará incorporar más jugadores en las próximas semanas con el objetivo de reforzar un plantel que cuenta con estrellas como Luka Modric, Karim Benzema, Toni Kroos y Gareth Bale. Lo cierto es que la vuelta de Zidane al mando del equipo hace que los fans sientan que la temporada 2018-19 tan solo sea una excepción en la historia merengue, y esperan que el 2019-20 sea el año en que el Real vuelva a lo más alto de las competencias europeas y pueda alzar su 14º Champions League y su campeonato de liga número 34.

Comentarios Disqus